sábado, 4 de febrero de 2012

Shopaholic

Siempre me jacté de no tener una personalidad adictiva.
No fumo, no me drogo, no colecciono nada, no juego a la playstation ni a los jueguitos de facebook. No es que no los haya probado, simplemente no me interesan.
Hace unos días se me ocurrió que quería usar una cartera relativamente nueva que había usado sólo en pocas oportunidades. Mientras la buscaba en el mundo descontrolado que es mi placard, encontré dos remeras que aún conservaban su etiqueta (y estaban en su bolsa original) y una cartera que había comprado en un viaje que hice hace casi un año y todavía no había usado.
En ese momento empecé a preocuparme por mi salud mental, ya que no era la primera vez que me pasaba algo similar.
Googleé "shopaholic" y me encontré con un test que consistía en una serie de preguntas y al final daba un resultado numérico. El mío fue de 63/100
Mientras respondía las preguntas, hubo una serie de situaciones con las que me sentí muy identificada:
-Obviamente tener prendas con la etiqueta puesta
-Fijar metas en cuanto a lo que quiero comprar durante el mes y nunca cumplirlas.
-Ocultar compras porque me da vergüenza lo que gasté.
-A veces tener que llevarme aunque sea una prenda una vez que entré a determinado local.
-Ir de compras cuando estoy deprimida.


Mi Resultado

jueves, 2 de febrero de 2012

Ramble

Que era la mujer más linda que vió en su vida.
Que fue amor a primera vista.
Que soñó con ella cuando era chico, hace años, décadas y todavía no se habían conocido.
Que quería tener una hija igual a ella: linda, inteligente, levemente ñoña y antisocial.
Que sería una embarazada hermosa.
Que se iban a ir de vacaciones juntos a alguna playa, no importaba cual, solamente estar con ella era divertido.
Que el sábado ideal era cuando estaban juntos, haciendo fiaca, cenando pizzas caseras en la cama.
Que se iban a casar, se lo dijo una bruja.
Que su vida era un desastre y no quería estar más con ella.
Que le devolviera las llaves de su casa, porque no las necesitaría más.
Que el primer fin de semana solo fue un alivio, porque nadie dependía de él, era libre.
Que quería salir con otras chicas.